domingo, 7 de agosto de 2011

Testimonio como Ortodoxa: Susana Torres...


¿Por qué soy Ortodoxa?*




Debo decirles que esto no es tan fácil de responder, pero tratare. En primer lugar les comparto que yo no pertenecía a ninguna iglesia. Esto me hacía sentir desprotegida. Lo que me acabo de convencer fue, que, cuando asistí a la Divina Liturgia por primera vez y escuche un canto entonado por mi Madrina (la Sra. Hilda, esposa de nuestro Obispo), sentí el deseo de cambiar mi corazón, pero por la Gracia de Dios comprendí que yo sola no podría hacerlo.


Encontré que todos los miembros tenían mucha paz, armonía y amor para compartir con las personas que llegaban, como yo, con sed y hambre de Dios.


Aunque no me conocían, me recibieron con los brazos abiertos, y mi Obispo, Vladika Afanasij (que a la vez es mi Padrino), tan lleno de paciencia, conocimiento y con una voz capaz de tranquilizar a cualquier persona angustiada. Me hizo ver que puedo salir adelante, que puedo ser una excelente esposa y madre y una santa Ortodoxa.


Ahora siento un inmenso deseo de conocer la historia de la iglesia Ortodoxa, mi bella Iglesia.

Estoy feliz y orgullosa de haber sido Crismada, al igual que mis hijos. Orgullosa de que mi Papá sea Ipodiácono.


Estoy conociendo cosas que desconocí por muchos años. Dios me ha llamado a ser Ortodoxa y no pienso dejar a mi Iglesia y a mi Patriarcado.


En lo que puede servir a la Iglesia Ortodoxa lo haré.


Ojala y que ustedes pueden un día decir con orgullo al igual que yo: soy ortodoxa.


*Escrito por la Sra. Susana Torres, Ortodoxa de la Eparquia de Guadalajara y de Todo Jalisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada