domingo, 7 de agosto de 2011

Carta Pastoral: "Principe de Paz."‏


“Dichosos los que trabajan por la paz, porque Dios los llamara hijos suyos.” Mt 5,9


Hermanos y hermanas en Cristo:


¡Paz en Cristo nuestro Sumo y Eterno Sacerdote!


Actualmente el mundo se está convulsionando por la violencia que impera en todas partes: violencia entre gobiernos, con la delincuencia, en la familia... y la más vergonzosa: la violencia promovida, sostenida, predicada y llevada a cabo por las iglesias.


En el AT (Antiguo Testamento) existe una profecía sobre la persona de nuestro Divino Salvador: Será llamado PRINCIPE DE LA PAZ.

Todos porque hemos sido Bautizados y Crismados llevamos orgullosamente el nombre de cristianos por lo cual, todos estamos llamados a ser trabajadores de la paz.


Es vergonzoso y hasta demoniaco, que los que hemos sido lavados con la bendita Sangre del Cordero de Dios, promovamos la intolerancia, el odio y la persecución. Dios es amor 1 Jn 4,8 y si nosotros hemos renacido por las benditas aguas del Bautismo Tito 3,5 estamos llamados a llenarnos de Dios (=Amor) y compartirlo con toda la humanidad.


Es claro que existen diferencias doctrinales, litúrgicas y sacramentales entre las distintas iglesias cristianas. Y, aunque cada comunidad en conciencia puede y debe defender sus convicciones religiosas, debe hacerlo con el testimonio de vida, el estudio de las Sagradas Escrituras y un dialogo serio y respetuoso.


Aquel que no sabe escuchar, condena a los demás, los persigue, los difama, no es un creyente, es solamente un fanático, que trata de cumplir la letra por la letra, la ley por la ley, y que ha olvidado el Corazón de la Ley de Dios: “Amaras a tu Dios con todo tu corazón y a tu prójimo como a ti mismo.”


La tolerancia es señal de madures cristiana, es signo de que el hombre viejo a muerto y de que Cristo vive en el Corazón de cada uno de nosotros.


Es un escándalo que después de 2000 años de la encarnación de nuestro Señor, Dios y Salvador Jesucristo, estemos cometiendo los mismos errores de los cristianos de Corintio: “Yo soy de Pablo, yo soy de Apolo, yo soy de Kefas...”, la única diferencia es que ahora decimos: “yo de esta iglesia, yo soy de aquella, soy de la otra iglesia”.


Invito a todas las personas de buena voluntad, no solo a los miembros de nuestra Eparquia, a que trabajemos y oremos por la paz:

-La paz del alma.

-La paz en los hogares.

-La paz de las Ciudades.

-La paz de todos los países del Mundo.

-La paz de todas las iglesias.


Todos los que somos Ortodoxos siempre hemos creído que la Iglesia Ortodoxa es la Iglesia que Cristo fundo. Más sin embargo, jamás provoco persecuciones o cruzadas contras las personas de otras iglesias o de diferentes religiones. Al contrario: siempre ha abogado por la libertad de conciencia, por la tolerancia y el respeto por todos. Ya que, puede que no estemos de acuerdo con todas las enseñanzas, pero, en la conciencia de cada uno, solo Dios puede juzgar.


Pese a que en muchos lugares la Santa Iglesia Ortodoxa sigue siendo perseguida, como en tiempos del imperio romano, como es el caso de Ucrania, donde nuestro Patriarca su Santidad +Moisés, el clero y todos los laicos están siendo perseguidos, difamados a causa de su Fe. Y sin embargo, lo que la Iglesia Ortodoxa, en particular nuestro Patriarcado, enseña es: “Cuando te den en una mejilla, pon la otra mejilla.” Tal y como nos enseño nuestro Señor Jesús.


La Eparquia de Guadalajara y de Todo Jalisco esta decididamente a trabajar por la paz y la concordia entre todas las personas, en especial, entre las diferentes iglesias, tanto la católica romana, así como las diferentes iglesias protestantes: luteranos, anglicanos, metodistas, etc.

Oremos por que el dialogo entre todas las iglesias conduzca a la Unidad, a que ponga fin a todos los Cismas.

Oremos por que se acaben todos los malos entendidos que puedan existir.


Si deseas ser un instrumento de paz y amor, te invitamos a que te acerques a la Iglesia Ortodoxa y juntos trabajemos por el sueño de nuestro Señor Jesucristo: “Que todos sean UNO como tu y yo somos Uno.” Jn 17,21


Nadie debe ser perseguido a causa de su Fe...


Dios Trino y Uno los bendiga y los guarde.


¡¡¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!!!


Vladika +Afanasij

Eparca de Guadalajara y de Todo Jalisco

Iglesia Ortodoxa Ucraniana en México

Patriarcado del Kiev y de Toda Rus’-Ucrania.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada