jueves, 21 de abril de 2011

Cisma de Occidente...



Hermanos y hermanas en Cristo:


¡Paz en Cristo nuestro Sumo y Eterno Sacerdote!


Acabo de leer un artículo interesante del teólogo católico romano Yves Congar que lleva por título: “Cristianos Ortodoxos”, donde trata sobre el Cisma de Occidente, visto claro está, desde la visión católica romana.


Hoy deseo hacer un breve comentario sobre el Cisma de Occidente.


Pero Primero debo aclarar, que no pretendo “descubrir el hilo negro”, solo me limito a poner de forma más o menos ordenada los datos históricos que todos hemos leído y algunas reflexiones al respecto.


Este breve (muy, muy breve comparada con otros escritos relacionados) escrito no pretende ser una agresión para la iglesia católica romana, en realidad es una sincera invitación a que mis hermanos católicos romanos conozcan la VERDAD y conociéndola la SIGAN, y así se conviertan a la Ortodoxia, al cual es la DOCTRINA CORRECTA.


Pese a que muchos han querido situar el Cisma de Occidente en Julio de 1054 y otros en siglo IX, en realidad el cisma ya se veía vislumbrar desde tiempos más antiguos. Recordemos al Patriarca de Roma, Victor I (Siglo II), el cual, por su hambre de poder, estuvo a punto de provocar el Primer Cisma con los Obispos de África.


Podemos recordar también al Patriarca Liberio, el cual cayó en la herejía arriana, excomulgo (de forma invalidad) a san Atanasio el Grande (296-373) y apoyo a los herejes.


Después podemos mencionar a Nicolás I Patriarca de Roma, el cual lucho por gobernar a toda la Cristiandad. Fue por la sabiduría y por la astucia de san Focio Patriarca de Constantinopla (820-893), por el cual, la Santa Iglesia Ortodoxa conservo su independencia, su libertad y la Forma de Gobierno que le dejaron los Santos Apóstoles (Hch 15).


Cuando llegamos con el Patriarca de Constantinopla Miguel I Cerulario (1000-1059), vemos como este valeroso y santo Patriarca tiene que escoger entre ver dividida a la Santa Iglesia de Cristo, es decir, la Iglesia Ortodoxa, al EXCOMULGAR al Patriarca de Roma León IX o ceder a las pretensiones del obispo de Roma y someter a toda la Iglesia a las pretensiones de un clérigo megalómano.


Como podemos ver, hay todo un camino a lo largo de los siglos, en el cual, el obispo de Roma, ha luchado por OCUPAR EL LUGAR DE CRISTO y declararse la cabeza de la Iglesia.


Pero el Cisma de Occidente no se da solamente por el hambre de poder de algún Patriarca de Roma, se da también porque los LATINOS han caído en herejías:

- Añadir el “Filioque” al Credo.

- Proclamar el “dogma” de la infabilidad Papal.

- Proclamar la Supremacía Jurisdiccional Papal.

- Usar pan sin levadura (como los judíos) para la Misa.

- Imponer el celibato obligatorio al clero.

- Haber proclamado el “dogma” de la inmaculada concepción.

- Usar el calendario gregoriano.

- Etc., etc.


Mencione Latinos y no solamente católicos romanos, porque uno o varios de estos errores son practicados por otras iglesias latinas. Se separaron de la iglesia romana, pero se llevaron consigo sus herejías y errores.


La Santa Iglesia Ortodoxa y la iglesia romana no podrán llegar a volver a estar en Comunión Plena (Comunión Sacramental) hasta que los católicos romanos abandonen sus errores y regresen a la Fe que Cristo nos dejo y que los Apóstoles predicaron: La Fe de la Iglesia Ortodoxa.


Dios Trino y Uno lo bendiga.


¡¡¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!!!


Vladika +Afanasij

Eparca de Guadalajara y Todo Jalisco

Iglesia Ortodoxa Ucraniana en México.

Patriarcado del Kiev y Toda Rus'-Ucrania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada