sábado, 18 de diciembre de 2010

San Paciano de Barcelona


“Pero esto no puede hacerse sin el baño de agua (Santo Bautismo) y el Santo Crisma que administra el Obispo (o por aquellos que sacerdotes designados por el Obispo). El baño de agua nos purifica de nuestros pecados y el Santo Crisma derrama sobre nosotros al Espíritu Santo.
Ese doble beneficio lo obtenemos gracias a los gestos y a las palabras del Obispo (San Paciano de Barcelona en: Sermón sobre el Bautismo).”
Vladika +Afanasij
Eparca de Guadalajara y Todo Jalisco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada