jueves, 5 de mayo de 2011

Domingo de Santo Tomas Apóstol...


Hermanos y hermanas en Cristo:


¡Paz en Cristo nuestro Sumo y Eterno Sacerdote!


En plenas fiestas Pascuales el Señor nos lleva de su mano a este día: el Domingo de Santo Tomas el Apóstol. Pese a que muchos le han llamado a este Apóstol el “incrédulo”, creo firmemente que es el Apóstol de la Fe sincera y plena.

La mayoría de predicadores o lectores de la Sagradas Escrituras han torcido la profundidad de sus palabras: “Sin no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no lo podre creer.” Jn 20,25


¿Acaso el Apóstol no creía en nuestro Señor Jesucristo? ¡Claro que creía! ¡Por eso seguía en el Cenáculo, por eso seguía en la Fe, en la Oración y unido a la Iglesia!

Es más, ¡él tenía más Fe que los demás apóstoles, ya que los demás habían visto a Cristo Resucitado, pero el no, y sin embargo seguía ahí!


Entonces se preguntaran: ¿Qué lo llevo a hablar de esta forma?

Una confianza filial entre él y nuestro Señor Jesucristo. Un corazón herido por el sufrimiento, por la persecución y por la separación física con el AMADO, con Cristo.

No es su Fe la que habla.

Es el corazón que busca con desesperación ese encuentro con el AMADO, CON SU SEÑOR Y DIOS.


El Apóstol Santo Tomas aguanto ocho días sin ver al Señor, caminando solo por Fe. Actualmente hay cristianos que no aguantan una hora de problemas y... terminan abandonando todo.


Hoy más que nunca la Santa Iglesia Ortodoxa y el Mundo entero ocupa otros “Tomas”, aquellos que sufren (enfermedades, persecuciones, tentaciones, pobreza, etc.), aquellos que no ven lo que otros si como la visión de Cristo Resucitado (así como comodidades, abundancia, armonía familiar y profesional, etc.) y sin embargo se mantienen firmes en la Fe, unidos a la Iglesia, participando de los Santos Misterios (Sacramentos), viviendo como verdaderos hijos de Dios, cuando el mundo marcha en contra.


Los que hemos nacidos en Occidente y profesamos la Fe Ortodoxa, lo más que hemos experimentado de persecuciones son algunos chismes y criticas de miembros de la “iglesia mayoritaria”. Sin embargo, nuestros hermanos Ortodoxos que han nacido en Oriente, han soportado las persecuciones BRUTALES Y DESPIADADAS de:

- Estado Totalitarios.

- Regímenes Ateos.

- Estar sometidos a invasiones de musulmanes.

Es decir: han vivido día a día por siglos con la espada en el cuello, vivido una persecución solamente comparada con los primeros siglos. ¡Ellos son los nuevos “Tomas”, que en medio del dolor, que sin ver las paz que nosotros tenernos siguen firmes en la Fe... ¡Ellos son testigos y Testimonios de la Fe en Cristo vivo y Resucitado!


Aunque ellos son los GRANDES testigos de la Fe, a nuestro alrededor tenemos “otros” testigos, cuyo testimonio es más silencioso, pero no menos valioso:

- Aquellos matrimonios que pese a tener todo en contra siguen juntos, amándose y respetándose.

- Aquellos jóvenes que luchan por estudiar y que dice valientemente: No a los vicios y si a Dios.

- Aquellos novios que viven castamente hasta el día de su Matrimonio.

- Aquellos servidores Públicos que son honestos.

- Los Monjes que oran día y noche por nosotros, mientras nosotros estamos al frente de la batalla.

- Aquellos jóvenes que deciden servir a Cristo y a la Iglesia a través del Ministerio Sacerdotal.

- Aquellas Monjas que han renunciado a una familia humana, para entregar su vida a la “Familia de Dios, la cual es la Iglesia.” 1 Tim 3,15-16

- Aquellos comerciantes que venden productos de buena calidad a buen precio.

La Fe de todos ellos se podría definir como: UNA CONVICCIÓN PLENA DE SEGUIR A CRISTO EN LAS BUENAS Y EN LAS MALAS, HASTA LA MUERTE.


A veces hemos desvalorado la Fe de estos hermanos, como lo hemos hecho con la Fe del Apóstol Santo Tomas. Creo que es momento de hacer una reflexión seria al respecto, darle gracias a Dios por estos hermanos que predican a Cristo desde el silencio, simplemente con su TESTIMONIO y COMPROMETERNOS nosotros mismos a seguir a nuestro Señor aunque nosotros no hayamos “visto nada.”


Dios Trino y Uno los bendiga y los guarde.


¡¡¡Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo!!!


¡Khrystos voskres! ¡Voistinu voskres!


Vladika +Afanasij

Eparca de Guadalajara y Todo Jalisco

Iglesia Ortodoxa Ucraniana en México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada